FACE IT: Cómo elegir tu base según tipo de piel


Las bases son todo un asunto, lo sé. Para disponernos a comprar una tenemos que casi prepararnos psicológicamente porque sabemos que es un desafío ir y encontrar una que te quede bien en color, textura, cobertura, etc. Por eso decidí hacer toda esta serie de entradas esperando ayudarlas un poco. 
Si no vieron la reseña anterior de tonos de piel, pueden leerla acá >> Tonos de Piel y Bases.
Por el título ya se habrán dado cuenta, esta parte se trata de la base y el tipo de piel. Tipos de piel hay 4 básicos y yo agregaré dos que no son propiamente tal tipos de piel, pero podrían llamarse sub tipos y los agrego porque me parecen excepciones importantes de tratar. 
Los tipos básicos de piel son normal, oleoso, seco y combinación. Me imagino que todas deben estar familiarizadas con esto, pero por si no lo están les dejo tips de cómo saber su tipo de piel:
Piel Normal: Tiene la cantidad justa de hidratación y aceites; los poros son de tamaño normal; tienden a hacerse algunas lineas finas en el rostro y suelen tener pocas espinillas o granitos. Les van practicamente todas las bases así que no estarán más abajo.

Piel Oleosa: Al tener exceso de aceites la cara tiende a verse brillante en su completud y ganar brillo rápidamente; los poros tienden a ser más grandes de lo normal y sufren de espinillas y granitos regularmente aunque no sean muchos.

Piel Combinación: Las personas con piel combinación tienen la zona T oleosa y las mejillas y al rededor de la boca, seco. Tienden a sufrir de espinillas y granitos -pocos generalmente- en la frente, barbilla, nariz y mejillas. Finalmente, los poros de la nariz, la barbilla y a veces en las mejillas cerca de la nariz tienden a agrandarse.

Piel Seca: La piel seca se caracteriza por sentirse tirante si no se hidrata, los poros no se ven, las mejillas y barbilla se pelan si no se han hidratado propiamente, y tienden a generar arrugas y lineas más fácilmente.

Los otros dos tipos que me parecen importante son:
Piel sensible: se irritan fácilmente con distintos productos, tienen partes de su cara con parches rojos o inflamados, tendencia a la rosacea y la piel es finita.

Piel Madura: Piel que ya es víctima del envejecimiento celular. Ya se ven arrugas, líneas y manchitas.

Luego de esta introducción, ahora sí voy al tema de las bases:
Una parte muy importante en cuanto a las bases es su formulación. Aunque las bases más conocidas sean las líquidas, las hay de varios tipos. Hay bases en polvos compactos, polvos sueltos, mousse, crema y ultimamente han salido las “whipped“. En cada una de estas categorías van a encontrar bases de distinta cobertura dependiendo de sus necesidades y gustos, pero eso lo voy a hablar en otra entrada.

Cada base que se les ocurra tiene distintos componentes y estan a base de algo. Las hay a base de agua, a base de aceites y también a base de ceras (que no son tan conocidas acá). Además, todas las bases, dependiendo de la línea, tienen formulaciones para tener distintos acabados, por lo que encontrarán acabados matte, acabados satín y acabados naturales.

Todos estos factores más el gusto personal influyen en la base perfecta para cada una.
Si nuestra piel es oleosa, la tendencia general es a buscar bases que den una terminación matte y que sean libres de aceites (oil-free) y/o que tengan propiedades de control de aceites o brillo (oil-control o shine-control). El hecho de que sean libres de aceites hace que no aportemos más de aquello que ya está produciendo de sobra nuestra piel y que la base se mantenga por más tiempo sin correrse. El efecto matte tiene que ver claramente con neutralizar el brillo que naturalmente generan los aceites en el rostro y así vernos más frescas. En cuanto a formulación yo diría que para estas pieles van muy bien las bases en polvos compactos y líquidas. 
*para el brillo existen productos matificantes distintos a las bases que también pueden ser usados adicionalmente o solos. 
Si la piel es combinación depende más de los gustos. Si no te gusta el brillo en la zona T entonces tenderás a ir por un acabado más matte y una base sin aceites: si el brillo no te molesta y sólo quieres reducirlo entonces puedes ir a una base de acabado natural y sellarla con polvos -o no sellarla- los que a su vez pueden ser de abado natural o matte. 
Estas pieles suelen aceptar un mayor rango de bases en cuanto a formulación y todo eso, pues sus necesidades varían según la parte del rostro en la que nos enfoquemos. Algo importante a notar es cuan extrema es la combinación, es decir, si las partes secas son SUPER secas y las oleosas EXTRA oleosas o son más bien equilibradas. Si es más bien equilibrada le van bien las bases líquidas, en crema y en polvos compactos y sueltos también.
Para las pieles secas la formulación ideal es la líquida y tambieen le van muy bien las que son en crema. Les va bien una base que sea hidratante y no tienen problemas con bases que tengan aceites porque estos ayudan también a que la piel mantenga la humectación. No se recomiendan bases en polvo compacto o suelto porque secan más y el acabado elegido suele ser satín, natural e incluso “dewy” que es brilloso. Los acabados matte le quedan fatal a estas pieles porque las resecan y pueden llegar a descascararse.
Finalmente, para los subtipos que agregué, es importante lo siguiente:

Las pieles maduras, aunque mantienen su tipo de piel seco/oleoso/combinación/normal comienzan a tener otras necesidades debido a que ahora hay que lidiar con arruguitas y manchas. Es importantísimo fijarse bien en lo siguiente: una base de acabado muy matte y de cobertura alta tiende a marcar mucho las arruguitas y lineas del rostro y dar una apariencia cansada y de piel poco saludable. En el otro extremo, las bases o productos que tengan brillos más extremos pueden igualmente marcar las arruguitas porque el brillo tiende a concentrarse en los surcos. Lo ideal es un acabado natural y si tienen piel brillosa la matifican en las zonas en que les molesta. 

Para las pieles sensibles puedo decirles que traten de evitar productos con alcohol o que tengan aroma. Mejor aún si son hipoalergénicos y productos más bien ligeros. Lamentablemente no les recomendaría usar bases MAC porque suelen ir bastante mal a este tipo de piel.

Espero les haya sido de ayuda esta entrada y pronto seguiré con la tercera parte.

un abrazo a todas y cuentenme sus experiencias con las bases si han tenido o .. lo que quieran! Me encanta cuando comentan! jaja

Recuerden seguirnos en Twitter y Facebook y estar atentas a los concursos y sorteos.
Pienso comenzar con con concursos flash que duren unas horas o un día por esos medios (facebook y twitter) diganme qué les parece.

AH! Y RECUERDEN PARTICIPAR DEL SORTEO PRIMAVERAL DEL BLOG!! ABIERTO A TODO CHILE, HASTA EL 24 PUEDEN PARTICIPAR!! ES EL POST DE ABAJO 😛
xx
Pau

Advertisements

6 thoughts on “FACE IT: Cómo elegir tu base según tipo de piel

  1. Le sugiero modificarlo entonces para no inducir a errores.. Su blog es muuucho más seguido que el mío y no es para nada bueno inducir ideas erróneas… He tenido tantos inconvenientes con eso, sobre todo con el famoso tema de las siliconas…

  2. Fran, no entiendo que onda tus comentarios. ¿Dices que hay algo mal en el post? ¿algo poco claro? Porque si es así yo feliz acepto tus correctiones, comentarios y contribuciones y te doy crédito por ellos. Pero hasta ahora no me has dicho nada.Estuve leyendo tu artículo de los biotipos cutáneos y en mi post no dice nada diferente en los tipos de piel, por lo que no entiendo.Quedo atenta a tus comentarios.Pau

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s